Georreferenciación de las parcelas

Antes de empezar cualquier trabajo es imprescindible realizar un estudio de toda la documentación de la cual dispone el cliente. Una vez localizada la parcela sobre la Cartografía Catastral se procede a iniciar el trabajo de campo - para ello se buscan con ayuda del cliente elementos existentes que indiquen límite de propiedad, tales como muros de piedra, paredes de bloque, vallas metálicas, piquetas, hitos ó fitas.
Tras identificar los límites de la parcela se realiza el propio levantamiento topográfico, empleando instrumentación cómo el GPS y/o estación total. Finalmente gracias a la medición topográfica se obtiene la georreferenciación de la parcela, es decir el conjunto de las coordenadas de los vértices que conforman la parcela en sistema de referencia oficial UTM ETRS89.

[Volver]